lunes, 24 de septiembre de 2012

Secretos.

Hola.

Es un enorme placer volver, gracias a ti, al "presente". Espero que mi "regalo" te guste.

Dicen que la vida es una paradoja y que por lo tanto no hay que tratar de entenderla.

Quizás, la única forma de entender una paradoja,  sea dejar a un lado el sentido común y utilizar el propio. Aunque al hacerlo dejas de ser "normal" y pasas a ser "tu mismo".

Todos, en algún momento de nuestra vida,  buscamos, o hemos buscado,  respuestas que anhelamos saber. ¿Dios existe? ¿Qué es la vida? ¿Por qué estoy aquí? ¿Quién o qué soy yo? ¿merece la pena vivir?, ¿Qué hay después de la muerte? ¿Qué es la felicidad, cómo encontrarla?,...

Sin embargo., las respuestas que nos han dado , normalmente de sentido común, son... , comunes, genéricas, quieren que valga para todos, pero no es lo que, en realidad, uno anda buscando... Al final, llegamos a la conclusión de que nadie tiene esas respuestas y dejamos las preguntas olvidadas en un viejo rincón,  evitándolas una y otra vez.

Otra pregunta muy "profunda". Esta claro que podemos actuar según nuestros deseos, pero... ¿Podemos elegir nuestros deseos?

Imaginaros que SI existen todas esas respuestas.  Imaginaros que son antiguos secretos guardados celosamente por todos y cada uno de nosotros. Lo que pasa es que como todo buen secreto..., nadie se lo puede contar a nadie.

¿Y.. que mejor forma de asegurar estos secretos que "olvidándolos"?

Entonces... ¿cómo encontrarlas si nadie nos las puede decir?. Me imagino que sólo habría una forma... Buscando dentro de ti.

Pienso que la vida es muy "jugetona" y que la única forma de sacar esas respuestas es haciendote las preguntas adecuadas. Es como si cada pregunta fuera una llave que abre una de las multiples cajas que encierran esos secretos.

Nadie dijo que fuera a ser fácil. De hecho, posiblemente, sacar de dentro (dónde solamente puedes encontrarlas) las respuesas que necesitas, sea lo más dificil que hayas hecho en toda tu vida. Sin embargo..., el esfuerzo..., seguramente...,  merezca la pena.

Quizas, como paso previo,  a lo máximo que podemos aspirar es a encontrar "pistas". A seguir las huellas de algunos que, consciente o inconscientemente,  hayan encontrado y contado alguno de sus secretos.

Algunos pensamientos en voz alta para ir acabando con este post que, por si no te has dado cuenta, es un "secreto" ;-)

- Si  buscas las respuestas, primero, tienes que encontrar las preguntas.
- Quizas nadie puede, auque quiera, contarte un verdadero secreto. Quizás sólo pueda contárselo a él mismo.
- ¿Hay acaso mejor forma de guardar un secreto que olvidándolo?
- Quizás se pueda recordar un secreto sabiendo antes que sólo puedes hablar de él a quien realmente quiera recordalo.
- No hay que contar un secreto a aquellos que no quieran saberlo. Si lo haces, tendrá sus consecuencias.

Veamos la definición de secreto: "Oculto, ignorado, escondido".

 Willian Penn, un cuaquero como yo (recientemetne, lo confieso), escribió;  "Es sabio no hablar de un secreto; y honesto no mencionarlo siquiera".

Wiki/secreto:
- Generalmente existen diversos niveles de accesos o de sensibilidad, con diferentes requerimientos de obtención de los permisos de acceso. Este tipo de secreto jerárquico se emplea en cada estado nacional. El acto de asignar el nivel de sensibilidad a una persona se denomina clasificación de datos.


Por último,  un pequeño cuento. Espero que os guste:

Una vez alguien preguntó a la sonrisa el secreto de la felicidad.
La sonrisa, al intentar contarlo, se puso muy triste, nerviosa, profundamente melancólica y, al final, acabó olvidando quien era realmente.
Tanto fue su pesar que la sonrisa enfermó y murió. Pero la sonrisa, es algo mágico, que nunca puede morir y, por eso, al poco tiempo, nació de nuevo. Eso si,  sin recordar absolutamente nada de lo que había pasado antes.
P.D.1. No me estrañaría que este post traiga consigo alguna consecuencia.
P.D.2. Creo que los secretos se cuentan con un lenguaje "sibilino".

No hay comentarios:

Publicar un comentario