martes, 28 de marzo de 2017

Paradojicamente; el presente influye en el pasado. (f.c.)

Resultado de imagen de el tiempo al reves

¿Pueden nuestras últimas elecciones afectar a las cosas que ocurrieron antes? --> acción retardada

Según parece,el universo lo manifestamos de forma retroactiva. Según la física cuántica, no hay un universo manifiesto, sólo pequeños universos de posibilidades, hasta que colapsamos, hasta que aparece un ser sensible en las posibilidades de uno de los pequeños universos posibles y, enredado jerarquicamente, observa su entorno. Sólo se manifiesta entonces.

Algunas personas, a través del poder de sus intenciones, son capaces de influir en el comportamiento de máquinas generadoras aleatorias de ceros y unos, y hacen que generen más ceros o unos según sean sus intenciones (hasta cierto punto). A las personas con un poder de intención tan fuerte se les suele llamar videntes. Según el punto de vista cuántico, cada uno de nosotros tiene ese poder; simplemente no lo practicamos lo suficiente para utilizarlo de forma consciente y efectiva.

El experimento de Schmidt en 1993 fue revolucionario porque combinó el experimento del generador de números aleatorios con el de la elección retardada. En este experimento, tuvieron lugar sucesos de desintegración radioactiva, pero ningún observador los vio. La detección del producto desintegrado por contadores electrónicos, la generación informática de secuencias de números aleatorios y el registro de la información en disquetes se llevaron a cabo sin que la información fuera vista por ningún ojo humano. Todo esto se hizo meses antes de que el vidente entrara en juego. El ordenador imprimió un listado de la secuencia de números emitidos por el generador de números aleatorios pero, con el mayor de los cuidados para evitar que fueran observados no sólo los resultados, sino el papel en sí, se selló la copia impresa y se envió a un participante independiente.

El participante independietne no tocó los precintos, Unos meses  después de recibir el sobre sellado, se ordenó al vidente que tratara de influir en los números aleatorios generados anteriormente -para producir más ceros o más unos -. El vidente trató de influir en dicha secuencia, tal y como le habían indicado. Sólo entonces abrió el participante independiente el precinto del sobre...

Se encontró un efecto psiquinético estadísticamente significativo en cuatro de los cinco experimentos independientes. De algún modo, incluso por la intención retardada, los videntes habían influido retroactivamente en una copia impresa macroscópica de datos que, según la opinión ortodoxa, se había hecho varios meses atrás. La conclusión es ineludible. No existe nada manifiesto en el univeros hasta que un observador lo ve. Todos los objetos permaneces en la posibilidad, incluso los macroscópicos, hata que la conciencia elige entre las posibilidades y tiene lugar un colapso.

Fuete: Evolución Creativa. Amit Goswami.


No hay comentarios:

Publicar un comentario