lunes, 10 de septiembre de 2012

Con una rosa en la boca

Pido permiso para interrumpir tu vida con la mia. Gracias.

Todo es relativo respecto a uno mismo, respecto a cada persona. La velocidad de la luz, evidentemente, no se queda al margen de esta ley universal.

Este Sabado, un gran amigo, me dijo: "Lo que dices suena bien, pero creo que vas demasiado rápido".

Otra ley universal dice que no se puede ir más rápido que la luz.

Tu luz.., mi Luz..., tu velocidad..., mi velocidad...

Ahora me doy cuenta que, para muchos de mis seres queridos, estoy superando la velocidad de la luz.

Tengo que aprender a disminuir mi velocidad cuando estoy con los demás, aún no se hacerlo, creo que para ello necesito tiempo, ayuda y comprensión.

   Voy más rápido que la luz.
   Con una rosa en la boca,
   que amortigue el choque que se produce.
   cuando dos labios se tocan.

 P.D.: Post dedicado a mi gran amigo Javi. Todos somos maestros, y este sábado, él lo fue para mi.





No hay comentarios:

Publicar un comentario